La mayoría de militares no ve riesgo en abolir la ley sobre los homosexuales en el ejército