Sin mención a los 'indignados'