Miles de personas exigen una vuelta segura a las aulas