La Guardia Civil estima en 17 millones de € el coste de la Hacienda catalana