Mas minimiza la revisión del pacto tripartito y da por segura su continuidad