La silla vacía de la ministra de Justicia: una agenda fantasma desde el 'caso Villarejo'