El equipo de Sánchez no tiene intención de convocar elecciones de forma inmediata