El ministro británico de Finanzas abusó del sistema de compensación, según un diario