El primer ministro británico busca abrir un "nuevo capítulo" con Pakistán durante su visita