Ábalos, el ministro contradicción