El primer ministro portugués califica de "irresponsable" a la oposición