Casi la mitad de las 2.246 fosas inventariadas están en Aragón y Andalucía