Los Mossos que mataron a Andrés Benítez admiten el homicidio para evitar la cárcel