La mujer de Bárcenas, en Soto del Real mientras intenta abonar los 200.000 euros de fianza