No es necesario dejar Japón