"No hay negociación posible" con los controladores mientras dure el estado de alarma