Los nuevos vicepresidentes y ministros prometen sus cargos ante el Rey