Cospedal y su marido ofrecieron a Villarejo hacer “trabajos puntuales” en su reunión secreta