Una operación anticorrupción golpea al PSC y a CIU en Cataluña