Los pinchazos telefónicos del caso Taula desvelan el presunto sistema de blanqueo