La oposición cubana se une en torno a una propuesta de ley electoral y de legalización de asociaciones