Girauta afirma que la etapa de negociación comienza “sin líneas rojas”