La firma que marca el inicio de un idilio entre PP y C’s