PP y PSOE buscan a contrarreloj sus estrategias de cara a un posible gobierno