El partido gubernamental de Nigeria mantiene el poder en la mayoría de estados