Los partidos vascos buscan modernizar su imagen a través de la música