Los partidos políticos malasios pugnan por tres escaños del Parlamento