Pedro Piqueras, sorprendido ante la devastación: "La pared de lava alcanza los 12 metros de altura"