Las pequeñas y medianas empresas están en crisis