Más de 250 periodistas extranjeros en unas elecciones con interés inusitado