Los peritos aseguran que Bankia presentaba pérdidas dos años antes de la fusión