Una vecina de Cádiz revienta el pleno para exigirle a los políticos que sirvan al pueblo