El joven que tiró al policía a las vías del tren ya lo había intentado antes con otro agente