La participación en el 26-J, apenas baja respecto al 20D