La gran banca y los empresarios alertan contra la independenca catalana