Día 11: Pasamos 24 horas con Pablo Iglesias, siguiendo el ritmo vertiginoso de la caravana