Rosa Díez propone la creación del contrato único indefinido