Colau repone el retrato del Rey, llevando una mascarilla con la bandera republicana