Los políticos recuperan su lado más personal en la jornada de reflexión