¿Debe un político de izquierdas vivir modestamente?