Los políticos catalanes encarcelados llegan sin incidentes a Soto del Real