Los políticos presos ya están en cárceles catalanas