Los políticos presos, más cerca de Cataluña