Los políticos, los bancos y los recortes, entre los principales problemas de España