El Prenda celebra con sus familiares la libertad provisional en su casa de Sevilla