La prensa internacional se hace eco de las protestas de los indignados en Barcelona