La preocupación de los españoles por el paro alcanza su máximo histórico