La preocupación de los españoles por el paro alcanza una cota histórica