El presidente de Hungría firma la Constitución que entrará en vigor en 2012