El presidente de la Generalitat pide a los CDR que presionen